Create an Account

Shopping cart

Close

No products in the cart.

Close
23 mayo, 2019

Como mencionamos previamente en nuestro blog, sin agua no podríamos vivir, ya que el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Al realizar distintas actividades vamos perdiendo agua y es importante reponerla a lo largo del día. La clave está en encontrar maneras atractivas de consumir agua para que no se nos pase por alto. Un buen hábito que podemos tomar para prevenir la deshidratación, es consumir aguas naturalmente saborizadas. 

Es importante no confundirnos con las aguas artificialmente saborizadas, ya que no proporcionan los mismos beneficios porque suelen tener composiciones similares a las gaseosas y pueden ser perjudiciales para nuestra saludPara más información sobre los beneficios del agua purificada sobre las bebidas artificiales te invitamos a leer nuestra nota ¿Por qué el agua purificada es mejor que las gaseosas?

A continuación te contamos cuales son los beneficios del agua naturalmente saborizada y te compartimos algunos tips para que puedas hacerlas y mantenerte saludable. 

Beneficios de Aguas Naturalmente Saborizadas

  • Mejora la digestión.
  • Previene la fatiga muscular y mejora las funciones cognitivas.
  • Mejora la circulación y protege los órganos de nuestro cuerpo.
  • Lubrica nuestras articulaciones y mucosas.
  • Ayuda a eliminar toxinas y limpiar el organismo.
  • Dependiendo las verduras o frutas que utilicemos vamos a obtener distintos beneficios y nutrientes

Tips para hacer Aguas Naturalmente Saborizadas

  • Podes combinar frutas, verduras, hierbas aromáticas y especias a elección.
  • En el caso de elegir frutas, te recomendamos optar por las frutas de estación.
  • Usar agua purificada para prevenir sabores u olores no deseados.
  • Te recomendamos utilizar endulzantes naturales como: una cucharada de miel, stevia o azúcar moreno.
  • Las hojas de las hierbas aromáticas elegidas se colocan al natural, algunas opciones puede ser: menta, la salvia, la albahaca, el romero, el cilantro, el tomillo, la melisa, el perejil, el eneldo y el estragón.
  • Podes combinar más de una fruta en la bebida, por ejemplo: cítricos como la naranja, el limón, la lima, el pomelo o la mandarina; bayas y frutos rojos como la mora, el arándano, la frambuesa, la fresa; frutas tropicales como la granada, el mango, el kiwi o la papaya. También se usan la ciruela, la manzana, la pera, el melón, la sandía, la uva, las cerezas y la banana.
  • Además poder sumarle vegetales y verduras. Los más elegidos son: el pepino, el hinojo, el apio y la zanahoria.
  • Se suelen agregar especias para darle más sabor, por ejemplo: el jengibre, la canela, la pimienta rosa o pimienta negra molida, el jengibre o el anís estrellado. También se usan mucho vainas de vainilla para perfumar (se puede reemplazar por extracto de vainilla).
  • Otra opción para darle más sabor, puede ser rallar cáscaras de limón, naranja, lima o pomelo, e incoporarlo al agua para que macere.
  • Una vez colocadas las frutas, verduras, hierbas y especias elegidas en la botella, es importante dejarlas macerar para conseguir una concentración de sabor adecuada.
  • Cuanto más tiempo esté en el refrigerador, mejor sabor tendrá.
17 mayo, 2019

La historia del afeitado masculino describe a la perfección la evolución industrial del siglo XX: las primeras maquinillas de acero (afeitado clásico) duraban toda la vida, sus recambios eran baratos y tenían menor impacto ecológico; los modelos que las sustituyeron empeoraron sus prestaciones con la obsolescencia programada de sus cuchillas.

Hay productos que duran menos que antes, son reemplazados por modelos nuevos cuando podrían ser reparados y, en ocasiones, se venden por debajo de su precio de coste. Es el caso de las maquinillas de afeitar que usamos actualmente.

Triste historia de las maquinillas de cartucho

En los años 70, aparecieron los modelos que empeoraban a sus predecesores de acero inoxidable: las maquinillas de cartucho con cuchillas múltiples, que encarecieron exponencialmente el afeitado, a la vez que aumentaron su impacto medioambiental. Y, si “el cliente lo demandaba”, argumento en el que se escudan muchos investigadores de producto y empresas, cabe recordar que el cliente no siempre tiene la razón.

Sus cuchillas reemplazables han reducido su vida útil y han encarecido el afeitado sin excepción. Las principales marcas han dado la espalda a las auténticas necesidades del usuario, al que regalan un atractivo primer envoltorio a cambio de un posterior precio abusivo de los consumibles.

A las maquinillas de cartucho se unieron las rasuradoras eléctricas, que prometían la panacea del afeitado en seco. Cualquiera con la piel algo sensible, que se afeite una o dos veces a la semana, comprobará lo difícil que es apurar el afeitado con una aparatosa maquinilla eléctrica sin excoriarse la piel.

Las máquinas eléctricas introducen otro factor en la ecuación: la necesidad de energía, sea a través de batería o conexión a la corriente. Más que una mejora, adolecen de inconvenientes, tanto prácticos como medioambientales.

Sobre productos de primera necesidad a precio de ganga

Abundan los productos que empeoran los modelos que sustituyen sin que nadie proteste por ello. Ocurre en varios sectores, además del de las maquinillas de afeitar: las impresoras se abaratan, mientras se mantiene o aumenta el precio de cartuchos o tóneres; lo mismo se observa en los videojuegos para videoconsolas; o con la política comercial de varias compañías de telefonía móvil.

Personalmente, sigo afectado por la estrategia comercial de los fabricantes de maquinillas e impresoras; en telefonía móvil y otros mercados, se puede pagar más por el producto (el terminal o lo que sea) y reducir el coste de la factura mensual.

En cuanto a los videojuegos, no poseo ni videoconsola ni televisor para conectarla.

Los oscuros secretos del afeitado masculino

Mi libertad de elección se ve más coartada cuando llega el momento de afeitarme. Los códigos estéticos son simplemente inexistentes en la oficina doméstica de *faircompanies.

Pero no he perdido la costumbre de afeitarme una vez a la semana; mi barba no da para más. ¿Cómo es posible, entonces, que gaste más dinero al año en afeitarme que en contarme el pelo?

Parte de la respuesta yace en mi tipo de piel, proclive a irritarse con las populares maquinillas desechables, con una duración todavía más efímera que sus parientes con cuchillas intercambiables.

La respuesta de la industria de higiene personal a individuos con piel irritable son las supuestamente sofisticadas maquinillas con cuchillas intercambiables, cuyo rendimiento baja con la misma rapidez con que aumenta la factura de sus consumibles; así como lociones y mejunjes milagrosos varios.

Si algún proceso envejece con precisión matemática y convierte el afeitado sin esfuerzo en una lija impracticable sobre piel humana es la cuchilla intercambiable de las maquinillas más conocidas de los principales fabricantes.

Bajo precio de entrada, conste elevado para usuario y entorno

Estoy convencido de que la estrategia de negocio de las grandes compañías de higiene personal perjudica a los consumidores más concienciados con el coste del afeitado a largo plazo, económico y medioambiental.

Es difícil encontrar alternativas en las tiendas, incluso las grandes superficies y centros especializados. Este es uno de los motivos, aunque no el único, que me llevaron hace un tiempo a modificar una actividad cotidiana que seguiré realizando toda mi vida, a menos que me deje barba de manera indefinida.

El mercado de bienes de higiene personal, como el resto de sectores de productos de consumo, logró en las últimas décadas lo que había sido hasta entonces imposible, gracias a la revolución de los polímeros derivados del petróleo: el plástico abarató y universalizó todo tipo de productos, aportando a menudo un confort hasta entonces disfrutado por una minoría.

La lógica de la abundancia

El plástico también revolucionó el afeitado. Para peor.

Los materiales derivados del petróleo y las economías de escala impulsaron a su vez fenómenos como la obsolescencia programada; en lugar de pocos productos y duraderos, se impuso la lógica de la abundancia. Muchos productos, a precios competitivos, renovados cuanto antes mejor.

Esta estrategia, además, ha dificultado que nuevas empresas se opongan a la tendencia con productos duraderos e intemporales.

Pocos se han atrevido a contrarrestar fenómenos como el aplastante éxito de la “fast fashion” con propuestas todavía más revolucionarias: prendas de calidad, con diseño intemporal y comparativamente más caras que las de la competencia.

La lógica del producto barato, atractivo a la vista y que se estropea con facilidad afecta especialmente a familias de productos que, gracias a la condescendencia de las empresas que dominan el mercado, evolucionan hacia prácticas comerciales que no mejoran y abaratan modelos previos, como el plástico y las economías de escala prometieron en el siglo XX. Todo lo contrario: los encarecen y empeoran nuestra experiencia, además de aumentar su impacto ambiental.

Arrinconar el mejor modelo porque no es tan rentable

Es difícil innovar en mercados cuya inercia impone el diseño de los nuevos modelos, apenas una remodelación estética de los anteriores. En otras palabras: en la industria del afeitado, no ha llegado el iPhone, una maquinilla que obligue a los competidores reinventar la controvertida práctica de precios en los recambios.

En el mercado de los teléfonos inteligentes, el iPhone no sólo mejoró la experiencia de sus usuarios, sino que incentivó a los competidores de Apple a acelerar su innovación, o corrían el riesgo de caer en la obsolescencia. Ahora, la competencia entre iOS y Android beneficia sobre todo a los consumidores.

En el mercado del afeitado, el producto superior era más simple, construido con materiales más duraderos. Pero las propias empresas que lo comercializaban decidieron arrinconarlo porque podían reducir costes usando plástico y aumentar sus beneficios multiplicando varias veces el precio de los recambios.

Es como si, en el mercado del afeitado, los fabricantes hubieran dejado de producir el iPhone y el Samsung Galaxy S2, retornando a modelos inferiores pensando en supuestas “mejoras”, como más colores, plástico más lujoso, o lucecitas LED de última generación en los laterares.

¿Empresas poco innovadoras o cartel de las cuchilas de repuesto?

A modo de recordatorio, cuando un sector acuerda formalmente y en secreto prácticas comerciales para eliminar la competencia y la innovación, controlando la producción y distribución, incurre en prácticas de cártel.

Si las empresas que conforman este tipo de mercados siguen las mismas prácticas comerciales y obligan a los consumidores a elegir entre productos virtualmente idénticos y con el mismo sobreprecio, han creado una estructura de mercado monopolística. Y en entornos como la Unión Europea o Estados Unidos, los cárteles comerciales están penados.

Mercados rígidos que innovan en colores y especificaciones

En estos mercados, es más sencillo, por ejemplo diseñar una impresora con nuevos colores, o con un plástico más brillante; o nuevas maquinillas cuyo logro esté en los colores, en la calidad con el plástico de la maquinilla imita el metal que ha sustituido, o en el número de hojas incluidas en la cuchilla.

Tanto fabricantes de impresoras como de maquinillas venden el producto principal a menudo por debajo de su precio de coste y, en cambio, centran su negocio en la venta de consumibles: cartuchos y cuchillas de afeitar suelen tan o más caros que la impresora y maquinilla.

No he podido solucionar el problema de la impresora. Trato de no imprimir nada; sólo lo que alguna gestión oficial que no acepte versión electrónica obligue.

Mi impresora laser monocroma es más barata que las últimas zapatillas deportivas que compré para salir a correr y, en dos años, todavía no he cambiado el tóner, cuando lo haga, incurriré en el fenómeno de la estrategia de negocio de los consumibles. Será caro. Espero que el precio del tóner no supere el de la impresora.

Cuando el último modelo es ya el penúltimo

Afortunadamente, para afeitarme no dependo de gestiones administrativas anticuadas. He esperado a deshacerme de mi última maquinilla de afeitar de plástico, una Gillette Fusion, hasta agotar al máximo la última del paquete de 4 cuchillas cuyo elevado precio es injustificado.

Por cierto, la Fusion ha sido “mejorada” con el modelo Fusion ProGlide. Y, sorpresa, el precio de los recambios para el modelo Fusion ProGlide es superior. Gillette (marca que pertenece al conglomerado Procter & Gamble) lo justifica argumentando que el afeitado del último modelo es superior.

El fenómeno no ocurre sólo con una marca o modelo de maquinilla con cuchillas reemplazables, sino en todos. Adquirimos una maquinilla, a menudo con espuma o gel de afeitar y una o dos cuchillas de recambio de regalo, por un precio inferior al del recambio de 4 cuchillas.

Rápido envejecimiento con precisión matemática

Para empeorar el fenómeno, las cuchillas (3, 4, o incluso 5 hojas o láminas), envejecen rápidamente, prácticamente de manera matemática: han sido diseñadas para afeitar de manera diligente en un número determinado de ocasiones y, a partir de ahí, convertirse en una lija que suplica un recambio.

Las principales maquinillas de afeitar con cuchillas intercambiables incluyen una banda cuyo color o estado cambia con un puñado de afeitados, advertencia del final de su vida útil; en la Gillette Fusion, por ejemplo, una banda azul pronto se hace blanca.

Pronto, uno imagina a alguna marca incluyendo una luz roja intermitente, o un sonido insoportable, cuando las numerosas hojas de la cuchilla hayan acabado su escueta vida útil, clamando por el consumo de un recambio vendido por un ojo de la cara.

El producto disruptor del mercado del afeitado

El iPhone del sector del afeitado ya existía y era fabricado y comercializado por las mismas compañías que diseñan ahora los económicos modelos de plástico que imitan el metal, cuyos recambios son más caros que la propia maquinilla.

Se trata de las maquinillas de acero inoxidable con hojas intercambiables que usaban nuestros abuelos, fácilmente desarmables, con una duración indefinida y consumibles de recambio tan económicos como deberían haber permanecido.

Las maquinillas de afeitar de última generación gozan del dudoso privilegio de empeorar modelos de maquinilla automática ideados hace décadas. Las marcas venden los recambios diseñados con una flagrante obsolescencia programada a un precio similar al de las maquinillas automáticas de acero con hoja intercambiable.

En el caso del afeitado, los modelos usados por nuestros abuelos superan con creces a los actuales por varios motivos, entre ellos el económico y el medioambiental. Y sí, las maquinillas de acero con hoja intercambiable afeitan mejor que las de plástico actuales.

El retorno del afeitado del abuelo

El afeitado con maquinilla de acero, jabón y brocha de cerdas naturales se está tomando la revancha entre un creciente número de entusiastas que aprecian las ventajas de este tipo de afeitado: es cómodo, especialmente cuidadoso con la piel cuando se ha adquirido cierta práctica, mucho más barato a largo plazo y con un impacto medioambiental muy inferior.

Brett McKay explica en la bitácora Art of Manliness cuáles son según él las ventajas de afeitarse a la antigua (hay quienes van más allá y reivindican el uso de la navaja, utensilio para el que se requiere mayor pericia y que carece de las ventajas aportadas por el diseño de la maquinilla automática de acero inoxidable).

Sea como fuere, afeitarse con navaja o maquinilla de acero, brocha, jabón y loción “se ha convertido en un arte perdido”, explicaba McKay en su entrada. “No estoy seguro de cuándo ocurrió, pero la tradición de enseñar a nuestros descendientes los secretos de un afeitado limpio pararon abrutamente”.

Menos costes, menos impacto, mejor afeitado

Sin embargo, añade, “este ritual está reapareciendo”. Algunas de las razones de peso que expone el editor de Art of Manliness para justificar el retorno del afeitado tradicional:

Reduce costes: un paquete de 8 cuchillas para maquinilla de cartucho supera los 20 dólares en Estados Unidos, y los 20 euros en Europa: 2,50 dólares/euros por cuchilla, mientras el coste de una hoja de afeitar para maquinillas de acero clásicas no supera los 25 céntimos (una décima parte del coste).
Menos impacto medioambiental: el afeitado de brocha con una maquinilla de acero con hoja de doble filo genera menos residuos que las maquinillas de cartucho.
Otra ventaja expuesta por Brett McKay, sobre la que espero dar mi propia opinión una vez haya usado suficientemente la maquinilla clásica de acero inoxidable que voy a usar a partir de ahora: los modelos clásicos proporcionan un afeitado mejor y más consistente. Las maquinillas eléctricas y las de cartucho con 4 y hasta 5 hojas irritan la piel más de lo necesario, sobre todo cuando la cuchilla empieza a envejecer y hay que ejercer más presión en el afeitado.
Pagar más por supuestas mejoras de un mismo producto

Las principales compañías del sector aseguran que las múltiples hojas de las cuchillas de los modelos más conocidos apuran más en el afeitado, a la vez que provocan menos cortes e irritaciones.

Estas empresas llaman que con 2 o más hojas, una cuchilla apura más debido a la histéresis: la primera hoja debilita el vello, mientras la segunda lo corta.

Tampoco está claro si las cuchillas de 3, 4 y hasta 5 hojas mejoran o no la calidad del afeitado, aunque si aumentan su precio a medida que acumulan hojas.

Los grandes fabricantes prefieren no salir de su zona de confort y el próximo paso es mejorar un poco más sus modelos actuales, introduciendo, por ejemplo, baterías que producen vibraciones y supuestamente ayudan a apurar el afeitado.

Preguntar a nuestro padre o abuelo por su antigua maquinilla

Cuando compré la maquinilla de cartucho Fusion, a un precio tan reducido que supuse que Gillette la vendía sin un margen de ganancias elevado, o quizá perdiendo incluso dinero, volví a engañarme a mí mismo como lo había hecho con anteriores modelos.

Pensé que las cuchillas intercambiables durarían más e irritarían menos. Dos años después, tengo la certeza de que el afeitado no ha mejorado con respecto a la anterior maquinilla de cartucho que empleé. Sin embargo, he pagado considerablemente más por los repuestos.

Cuando me queda una única cuchilla de repuesto, creo que ha llegado el momento de pasar al afeitado con brocha y maquinilla de acero.

Me paso al afeitado con brocha

Me propongo a explicar en un escueto vídeo mi experiencia con el afeitado tradicional, tras haber investigado y sopesado las mejores opciones. Intentaré destacar tanto los puntos a favor como los inconvenientes del afeitado con maquinilla de acero y hoja de doble filo.

Me dispongo a convertir el afeitado en un ritual agradable, más económico y sostenible, en el que no medie plástico alguno.

Una especie de ceremonia del té de la higiene personal que realizaré una vez por semana, seguramente escuchando la tertulia radiofónica del programa informativo matinal. Estoy dispuesto a confiar en mi pulso para acelerar y mejorar la calidad de mi afeitado.

En busca de la mejor opción

Y sí, me acordaré del afeitado de mi abuelo y del de mi padre cuando era un niño, justo antes de que las maquinillas desechables y de cartucho “revolucionaran” el afeitado.

Una de tantas revoluciones sin los resultados esperados, algo tristona, artificial, plastificada. Como un jarrón de coloridas flores de plástico dispuesto en el aséptico e impersonal pasillo de un hotel segundón.

Sea cual sea el resultado y la impresión que deje en mí, el actual mercado de maquinillas de afeitar se merece perder parte de su clientela por sus prácticas cartelísticas y el abusivo aumento del precio de los repuestos, que se produce consistentemente con cada nuevo modelo “mejorado”.

5 febrero, 2019

Elaborado por los miembros de la Campaña de Contaminación de Greenpeace.

Aquí compartimos las respuestas a preguntas frecuentes sobre el tratmiento de pilas y baterías en el contexto de una ley de gestión de basura electrónica.

¿Cuantos tipos de pila existen?


Existen dos tipos de pilas: las primarias y las secundarias. Las primarias son las pilas desechables, cuyos componentes químicos al convertirse en energía eléctrica, ya no pueden recuperarse. Las pilas secundarias son las que se pueden recargar.

¿Todos los tipos de pilas contaminan?


Todas las pilas contaminan una vez que son desechadas ya que contienen materiales tóxicos (generalmente metales) que tienen la potencialidad de ser liberados y causar impactos en su tratamiento (según la tecnología) y disposición final.

Entre los metales que contienen se encuentran el mercurio, cadmio, plomo,zinc, manganeso y litio. La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación las ha categorizado como residuos peligrosos.

¿Por qué las pilas contaminan el medio ambiente?


Las pilas contienen elementos químicos tóxicos de hecho, el 30 por ciento de su contenido son materiales que causan daños a la salud y el medio ambiente.

En Argentina, cuando una pila ya no sirve se tira junto con la basura domiciliaria y termina en rellenos o basurales a cielo abierto.

Con el paso de tiempo y por descomposición, sus elementos se oxidan y derraman diferentes tóxicos en el suelo, agua y aire. Lo mismo sucede cuando se quema en basureros o se incinera.

¿Qué puedo hacer con mis pilas y baterías?


En primer lugar, lo más recomendable es disminuir el consumo de pilas y evitar comprar aparatos que requieran de pilas para funcionar. utilizando baterías recargables. Sin embargo, lo mejor es:

No consumir pilas de origen dudoso ya que es muy probable que contaminen más que otras, debido a que su tiempo de duración es muy corto, por lo que se desechan más rápidamente. Además al no tener marca no cuentan con una compañía que se haga responsable del cumplimiento de la legislación vigente.

No tirar las pilas con la basura ya que estos residuos son contaminantes. Los fabricantes deben hacerse responsables de la recolección, tratamiento y reciclado de todos los residuos de las pilas y baterías que han colocado en el mercado.

+ En tanto no exista un sistema de recuperación de pilas por parte de las empresas, exigir al municipio que provea de un sistema de gestión de pilas como desechos peligrosos.

En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, hay puntos de recolección de pilas y baterías de diferentes marcas.

¿Por qué es conveniente usar pilas recargables?


Una pila recargable puede sustituir hasta 300 desechables. Es necesario cambiar el consumo de pilas comunes por pilas recargables, ya que no solo disminuyen el impacto ambiental de la contaminación que producen sus residuos, sino que al mismo tiempo se ahorran los recursos naturales que exige su producción.

¿Todas las pilas se pueden reciclar?


Todas las pilas y baterías pueden y deben reciclarse con la mejor tecnología disponible. Por ejemplo, en las baterías recargables puede recuperarse hasta un 90% de sus materiales, en tanto que de las pilas comunes cerca de un 50%.

¿El reciclado genera un gasto de energía innecesario?


Esta es una de las excusas de las que se vale la industria para evitar el reciclado de los residuos de sus propios productos. En sí misma, la producción de pilas genera gastos innecesarios. Producir una pila consume aproximadamente 50 veces más energía de la que genera.

La producción de pilas no recargables en sí misma no es sustentable, ya que si hacemos un balance entre la energía que consume su producción y la que realmente genera luego da claramente negativo.

El reciclado es un tratamiento que también consume energía, lo que da un peor balance energético a las pilas que son recargables.

¿Cuál es la mejor forma de tratar los residuos de pilas y baterías?


Los mejores métodos de gestión de residuos de pilas y baterías son aquellos en los que se recuperan materiales valorizables para reintroducirlos en el circuito productivo. Hasta que Argentina no cuente con esta tecnología, estos residuos deben ser exportados y tratados en los países donde esta tecnología ya está operando (países de Europa y Canadá)

Las empresas productoras, fabricantes e importadoras, deben hacerse cargo legal y financieramente del tratamiento de los residuos de sus propios productos.

Hasta que se sancione la Ley de “Basura Electrónica”, las empresas deben comenzar a desarrollar programas de recolección de TODA CLASE de pilas y baterías usadas para darles el tratamiento adecuado.

¿Cuales son las peores alternativas para el tratamiento de los residuos de pilas y baterías?


Las peores alternativas de tratamiento de residuos de pilas y baterías son:

Arrojar los residuos de pilas y baterías con la basura común para que sean dispuestos en rellenos sanitarios o basurales. Todas las pilas son tóxicas y deben separarse del flujo de los residuos domiciliarios.

Las campañas de recolección de pilas y baterías sin saber cual será el destino de lo acopiado. Hoy en Argentina solo es confiable la exportación de esta clase de residuos para su reciclado en aquellos países donde cuentan con la tecnología (países de la Unión Europea o Canadá). Son especialmente desaconsejables las campañas de recolección de pilas en escuelas.

+ Incineración, ya que es un método que genera un gran impacto sobre el ambiente y la salud y representa un desperdicio de recursos.

Las tecnologías de vitrificación, cementación y/o ceramización como tratamiento de residuos de pilas y baterías. El Instituto de Tecnología Industrial (INTI) no recomienda la práctica de confinar pilas y baterías agotadas en elementos constructivos (bancos de plaza, estatuas, vigas, etc.), ya que aún cuando se utilicen productos químicos para “inmovilizarlas”, los procesos químicos pueden continuar y fisurar tales elementos. Asimismo, estos últimos pueden fisurarse durante un accidente, por ejemplo, dejando al descubierto el contenido peligroso.

¿Qué daños a mi salud provocan los componentes de las pilas?


Entre los componentes de las pilas y baterías encontramos mercurio,plomo, cadmio, manganeso, litio, zinc y níquel.

Efectos sobre la salud:

-Mercurio: afecta al sistema nervioso central, cardiovascular y pulmonar/respiratorio. Daños en riñón y la vista. Teratogénico.

-Plomo: produce daños en riñón y cerebro; efectos sobre el sistema nervioso central y reproductivo; desórdenes en las células de la sangre. Teratogénico.

-Cadmio: probable cancerígeno y teratogénico. Embriotóxico. Efectos sobre el sistema nervioso central, sistema reproductivo y respiratorio/pulmones. Daños en riñón.

-Níquel: probable cancerígeno y teratogénico. Efectos sobre el sistema pulmonar/respiratorio; alergias; irritaciones en ojos y piel; daños en el hígado y riñón.

-Litio: provoca fallas respiratorias; depresión del miocardio, edema pulmonar y estupor profundo. Se ha detectado su alta toxicidad cuando ha sido suministrado erróneamente o usado en casos de suicidio. Afecciones al sistema nervioso, puede causar anorexia, nauseas, movimientos musculares involuntarios, apatía, confusión mental, visión borrosa, temblores, estado de coma y muerte.

-Manganeso: la exposición a niveles de manganeso muy altos por largo tiempo ocasiona perturbaciones mentales y emocionales, y provoca movimientos lentos y faltos de coordinación: esta combinación de síntomas constituyen la enfermedad llamada manganismo. El consumo de agua potable con altas concentraciones de manganeso puede limitar el desarrollo intelectual de los niños en edad de crecimiento.

-Zinc: Por otro lado, no se podría considerar el zinc un tóxico, ya que forma parte de los elementos de que está constituido el organismo humano; sin embargo el ingreso de altas dosis de este elemento podría afectar la salud y la productividad de los suelos, en caso de que una mala disposición de estos residuos posibilitara tal evento.

¿Qué se hace en otras partes del mundo para el tratamiento adecuado de pilas y baterías descartadas?


En países como Estados Unidos o los países miembros de la Comunidad Europea ya han implementado normativas que regulan la gestión y tratamiento adecuado de los residuos electrónicos(entre ellos pilas y baterías) extendiendo la responsabilidad de la gestión a los productores, importadores o fabricantes.

En la Comunidad Europea existe la Directiva 2002/96/CE del 27 enero de 2003: tiene como objetivos reducir la cantidad de estos residuos y la peligrosidad de sus componentes, fomentar la reutilización de los aparatos y la valorización de sus residuos y determinar una gestión adecuada tratando de mejorar la eficacia de la protección ambiental.

Esta Directiva tiene un enfoque de gestión que exige que los fabricantes e importadores (“productores”) de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) tengan la responsabilidad de la recolección, tratamiento y valorización de RAEE.

En la región recientemente se ha implementado una Resolución del Ministerio Ambiente de Colombia que extiende la responsabilidad por la adecuada gestión de los residuos de Pilas y Baterías a las empresas que importan, comercializan o producen todo tipo de pilas. (Resolución Nº1297 Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial de Colombia).

¿Existe en Argentina una empresa que recicle pilas y baterías?


No. Hoy la única posibilidad de tratamiento para su reciclado se encuentra en el exterior. La empresa IDM SA. que las empresas importadoras de pilas y baterías promocionan no tiene la habilitación de la SAyDS para tratar esta corriente de residuos peligrosos.

Hasta tanto la Argentina cuente con una infraestructura adecuada para el tratamiento de pilas y baterías habilitado, la mejor opción para el tratamiento de esta clase de residuos es la exportación para el reciclado a países de Europa o Canadá.

¿Por qué la legislación actual no es suficiente para garantizar un tratamiento correcto de pilas y baterías en desuso?


Existe una zona gris en la legislación vigente y por ello las pilas y baterías deben ser contempladas como parte de una ley de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Por un lado, la Ley 24.052 de Residuos Peligrosos incluye a las pilas debido al tipo de componentes químicos que contienen. Sin embargo, esta ley excluye a los residuos domiciliarios.

Por otro lado, la Ley 26.184 de Energía Portátil establece porcentajes máximos de contenido de mercurio, cadmio y plomo para las pilas primarias y alcalinas; pero no establece nada acerca de la gestión de las pilas una vez desechadas. Tampoco establece qué debe hacerse con las pilas que aún hoy circulan en el mercado y que superan los límites establecidos por la ley. Un ejemplo son las denominadas pilas botón.

¿Por qué las pilas y baterías deben estar en la ley de basura electrónica?


Las pilas y baterías deben estar contempladas en una ley de residuos electrónicos porque o bien integran los aparatos electrónicos y eléctricos (AEE) desde la producción y pueden ser consideradas como un componente de estos aparatos o porque comparten los mismos problemas en su disposición final y reciclado.

¿Qué propone Greenpeace para solucionar el problema con las pilas y baterías?


Greenpeace trabaja por un proyecto de ley nacional de gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos que incluya pilas y baterías, para que los productores se hagan cargo de la gestión de los residuos de este tipo de artefactos a partir de las mejores tecnologías disponibles. Ese proyecto se encuentra actualmente en tratamiento en la Comisión de Ambiente del Senado de la Nación.

¿A qué se denomina Responsabilidad Extendida del Productor (REP)?


Se trata de un principio para promover mejoras ambientales para ciclos de vida completos de los sistemas de los productos ya que su objetivo es extender las responsabilidades de los fabricantes del producto a varias fases del ciclo total de su vida útil, y especialmente a su recuperación, reciclaje y disposición final.

Las tres piedras angulares de la REP son esencialmente los principios: “enfoque de prevención de la contaminación”, “pensamiento sobre el ciclo de vida” y “el que contamina paga”.

Hay dos grupos de objetivos en un programa REP: (1) la mejora en el diseño de los productos y sus sistemas, y (2) la alta utilización de productos y materiales de calidad a través de la recolección, tratamiento y reutilización o reciclaje de manera ecológica y socialmente conveniente.

En igualdad de condiciones, cuanto más se acerque un programa REP a la responsabilidad individual del productor (RIP) —en la que un productor es responsable de sus propios productos— más efectivo será.

5 febrero, 2019

El tipo de residuos más polémico y más consultado. Son muchas las preguntas alrededor de las pilas, y son muy pocas las respuestas, lamentablemente. Sin duda son parte de nuestra vida y están en muchos de los artefactos que usamos: empezando por el control remoto, el reloj, la cámara de fotos, la muñeca que habla… etc.  Son muy prácticas y nos salvan en muchas ocasiones, pero…. ¿Qué hacemos con las pilas cuándo no sirven más? Las pilas, al ser desechadas, se oxidan con el paso del tiempo por la descomposición de sus elementos y de la materia orgánica que las rodea, lo que provoca daños a la carcaza o envoltura y, por consiguiente, se liberan al ambiente sus componentes tóxicos, contaminando los suelos cercanos y los cuerpos de agua superficiales o subterráneos.

Las pilas alcalinas son las más contaminantes

Uno diría que hay que hacer lo que dice la ley,y ahí es dónde se pone complicado: como son de consumo masivo y su generación es universal y dispersa, la  ley 1854 (de Residuos Domiciliarios) considera a las pilas como un Residuo Domiciliario, por lo tanto le corresponde a cada gobierno local gestionar su tratamiento. No obstante se admite que contienen metales pesados, de alta toxicidad, considerados en la ley 24.051 (de Residuos Peligrosos), con lo cual debería tener un tratamiento especial. Así que las pilas son consideradas ¨Residuos peligrosos de producción universal¨.Esto quiere decir que son producidos masivamente en los hogares o comercios pero que deben recibir un tratamiento diferenciado. Entonces… ¿Quiénes son los responsables de gestionar dicho tratamiento?

Actualmente se habla de la ¨Responsabilidad Extendida del Productor¨, estableciendo que los productores son responsables,  no sólo de generar el menor impacto posible con los métodos de producción y los materiales usados, sino que también tienen que asumir la responsabilidad de disminuir el impacto de sus productos una vez que éstos se convierten en residuos.

También es cierto que los productores producen porque hay un mercado que consume, y es ahí dónde entramos nosotros como responsables del cambio. Los tres actores involucrados deben asumir cierta responsabilidad, los productores como generadores de la contaminación, los consumidorescomo responsables de uso y separación, y el Estado como responsable de proveer un ambiente sano para la población. Si estos tres actores asumen su responsabilidad, el destino de las pilas será mucho más saludable, para todos, ya que al fin y al cabo todos necesitamos un ambiente más limpio.

Tipos de pilas y baterías
  • Pilas primarias o no recargables: son las pilas desechables, cuyos componentes químicos al convertirse en energía eléctrica, ya no pueden recuperarse.
  • Pilas secundarias o recargables: son las que se pueden recargar, contenidas en parte de las baterías de teléfonos celulares, particulamente dañinas por su contenido de cadmio.
  • Pilas Botón: Las más peligrosas, tóxicas, contienen mercurio en cantidades apreciables (hasta un 30% de su peso). Estas son utilizadas en equipos especiales (juguetes, relojes, audífonos, etc).

Según la ley 26.184 de Energía Eléctrica Portátil, sancionada en 2006, controla el ingreso y fabricación de las pilas primarias (las pilas comunes, de alta potencia y las pilas alcalinas AA y AAA), prohibiendo la fabricación, ensamblado e importación de pilas y baterías primarias cuyo contenido de mercurio, cadmio y plomo no hubiere sido reducido en fuente. No sólo eso, sino que prohíbe su comercialización en todo el territorio de la Nación a partir del año 2010. Las personas responsables de la comercialización de las pilas comunes (no recargables) deben atravesar un proceso de certificación llevado a cabo por el INTI para demostrar que los contenidos de metales son los adecuados.  Es por esto que se asume que pueden ser descartadas con los residuos comunes.

Las pilas secundarias o recargables no entran en dicha normativa, por lo tanto requieren un tratamiento diferenciado. Las empresas productoras, importadoras, ensambladoras deben hacerse responsables de dicho tratamiento. Por eso, las pilas recargables pueden llevarse a los puntos de venta de las marcas fabricantes, quienes se encargan de reciclarlas. De esta forma, vuelven a obtener los metales que las conforman (para hacer nuevas pilas) y las carcazas las reciclan como aluminio, también para hacer nuevas pilas u otros productos.

Conocé donde llevar tus pilas recargables para reciclarlas acá.

Autora: Mercedes Val de dondereciclo.org.ar

11 diciembre, 2018

En la actualidad, el agua que obtenemos del grifo en nuestra casa ya ha sido manipulada en las plantas de tratamiento para catalogarse como agua potable. Gracias a estas plantas, se eliminan muchísimos elementos nocivos para nuestra salud. Sin embargo, si analizamos el agua de nuestro grifo podemos ver en ella algunos elementos disueltos en mayor o menor medida, que bajo nuestro punto de vista, no son recomendables consumirlos. A continuación te explicamos los distintos elementos que se utilizan para la potabilización del agua, y por qué es importante purificar el agua antes de consumirla. A su vez, mencionaremos algunas de las consecuencias que podemos padecer al consumir el agua sin purificarla previamente.

 

Cloro

El cloro es el desinfectante mas utilizado en el mundo por su efectividad, bajo coste y facilidad de uso. Hoy en día es necesario para la potabilización del agua ya que nos garantiza que no proliferen en ella virus y bacterias. Sin embargo, es un posible generador de subproductos cancerígenos, además de otras consecuencias nocivas para el organismo. Puede afectar negativamente a nuestra flora intestinal (bacterias buenas que viven en nuestro sistema digestivo), como buen desinfectante que es, disminuyendo el poder nuestro sistema inmunológico y podemos quedar expuestos a desarrollar alguna enfermedad a largo plazo.

Aluminio

Es un componente natural del agua, ya que forma parte de las estructuras de las arcillas. El sulfato de aluminio de suele utilizar como floculante para ayudar en el proceso de filtración atrayendo las partículas más pequeñas. Muchas veces pueden quedar restos abundantes de aluminio que deben ser eliminados o reducidos mediante la purificación del agua, ya que hay investigaciones que apunta al aluminio como culpable de algunas enfermedades cerebrales y grandes cantidades de aluminio administradas de manera oral pueden provocar irritación en el tracto gastrointestinal.

Arsénico

El arsénico se libera por el proceso de fundición de cobre, zinc y plomo. También se genera arsénico en la fabricación de productos químicos y existen algunos plaguicidas que también contienen arsénico. En personas adultas es la causa más común de intoxicación de metales pesados, y a su vez puede llevarnos a desarrollar enfermedades relacionadas con el hígado.

Cobre

Puede haber cobre en nuestra agua por muchas razones. Muchas veces es por la corrosión de las cañerías de viviendas, otras por el sulfato de cobre que se aplica para controlar las algas en plantas de potabilización o bien por la erosión de depósitos naturales. Cuando hay mucho cobre en el agua suele tener un sabor bastante desagradable. El cobre en grandes dosis nos puede acarrear más de un problema de salud, por lo que es fundamental reducir su contenido en el agua que ingerimos.

Hierro

Es posible que pueda formar depósitos en las redes de distribución y causar obstrucciones, así como alteraciones en la turbidez y el color del agua. Muchas veces afecta al sabor del agua y podemos saborear un sabor metalico. No es tan nocivo como otros metales pesados, pero tomar en exceso y muy repetidamente puede producir sobrecarga de hierro en nuestro organismo, lo cual no es recomendable por profesionales.

Plomo

La mayor cantidad de plomo suele venir de tuberías y uniones antiguas. Es uno de los materiales más peligrosos para nuestra salud. Los niños, bebés y fetos son los más vulnerables al plomo dado que los efectos físicos y de comportamiento del plomo se producen en menores niveles de exposición en los niños que en los adultos. Una dosis de plomo que produciría poco efecto en un adulto puede producir un efecto significativo en un niño. En los niños, puede producir problemas el sistema nervioso central y periférico, problemas de aprendizaje, de crecimiento, discapacidad auditiva, y problemas de formación y función de los glóbulos. Por otra parte, los adultos expuestos al plomo pueden sufrir de efectos cardiovasculares, presión arterial elevada e incidencia de hipertensión, disminución de la función renal o problemas de reproducción (tanto en hombres como en mujeres).  Y por último, es importante tener en cuenta que el plomo puede acumularse en nuestros cuerpos con el tiempo, y almacenarse en los huesos junto con el calcio. Durante el embarazo, el plomo es expulsado de los huesos como calcio materno y suele ayudar a formar los huesos del feto, lo cual el exceso de plomo puede producir serios problemas. 

Otras partículas y otros metales pesados

Otras partículas que podemos encontrar en el agua van desde algunos virus y bacterias, hasta restos de metales pesados o algunos componentes químicos como el cloroformo o pesticidas. Los metales pesados pueden ser de origen natural o industrial, y estos pueden ser muy dañinos de acuerdo a su composición y concentración.

¿Cómo purificar el agua de nuestro grifo?

En Susten Market – Ecoshop contamos con una amplia variedad de opciones para purificar tu agua. Nuestros productos eliminan o reducen todos los materiales mencionados previamente mediante nanotecnología de adsorción. El agua obtenida será pura y estará libre de olores y sabores no deseados. Algunos de nuestros productos que cumplirán esta función a la perfección son el Purificador de agua Hidrolit Clorine Off ClassicPurificador de Agua Hidrolit Senic Out Classic o Purificador de Agua Hidrolit modelo Senic Out EliteEncontrá el producto que mejor se ajuste a tus necesidades en nuestra tienda online,y no olvides de purificar tu agua antes de consumirla para evitar cualquiera de las consecuencias mencionadas previamente.

 

Fuente: https://hidrolit.com.ar/blog/la-importancia-de-purificar-el-agua-que-consumimos/

11 diciembre, 2018

Hoy en día el descarte de plástico es una de las principales amenazas para el bienestar de nuestro planeta y sus océanos. Cada año acaban en ellos unos ocho millones de toneladas de plástico. El plástico es un material que tarda cientos de años en descomponerse en el medio ambiente y esto debería alertarnos a todos. Una de nuestras obligaciones como ciudadanos es cuidar nuestro planeta mediante nuestras acciones, para ello te dejamos tres maneras que te van a ayudar a reducir tus residuos plásticos y contribuir con el cuidado del medio ambiente.

1. Lleva tu propia bolsa ecológica cuando vayas de compras

En nuestro país todavía existe la posibilidad de acceder a bolsas plásticas descartables en supermercados y tiendas, lo cual afecta y contamina considerablemente nuestro planeta. Por suerte, hoy también existen muchas opciones de bolsas ecológicas reutilizables para que utilicemos en nuestras compras diarias.

2. No consumas agua en botellas plásticas descartables

Las botellas de agua descartables son otros de los principales contaminantes plásticos en el mundo. Para evitar el consumo de las mismas te recomendamos dos opciones que van a contribuir con el cuidado del medio ambiente y tu economía. En primer lugar los purificadores de agua son una manera económica y sustentable de obtener agua purificada directo del grifo de tu casa, reduciendo ampliamente el consumo de bidones y botellas plásticas. En segundo lugar, te recomendamos utilizar nuestras Botellas de Hidratación, con su amplia duración las podes usar cuantas veces quieras, sin tener que consumir y tirar botellas descartables cada vez que quieras tomar agua.

3. Lleva tu propia botella térmica a la tienda de café

Muchas veces estamos apurados y decidimos tomar un café en la tienda que este cerca de nuestro trabajo, generalmente este café nos lo entregan en envases descartables que luego son desechados a la basura con el único fin de contaminar nuestro planeta. Para evitar esto, te recomendamos utilizar botellas térmicasreutilizables como nuestra Botella Térmica Kor Devi, que mantiene tus bebidas calientes hasta 12 horas.

Pequeñas acciones tomadas colectivamente pueden crear un gran cambio!

Fuente: https://hidrolit.com.ar/blog/reducir-residuos-plasticos/

11 diciembre, 2018

Años atrás se comenzó a adicionar cloro y otras sustancias a los suministros públicos de agua, con la finalidad de desinfectar y purificar estos. Sin embargo, cuando nos sometemos a una exposición constante al agua clorada, esta puede dañar significativamente nuestra piel y cabello, ya que lo que hace es que pierdas los aceites naturales de tu cuerpo. La solución a este problema es bañarse con una ducha de agua filtrada, que elimina los productos que son agresivos para tu piel y cabello.

Reducción del cloro, sarro y sustancias químicas

El cloro es el desinfectante para aguas más utilizado en el mundo, y sobretodo para desinfectar el agua pública, aunque este es fácilmente absorbido por los poros de la piel, y no solo eso, sino que el agua caliente vaporiza el cloro y al inhalarlo también puede ser perjudicial para nuestra salud. El cloro también puede ser una de las principales causas de fatiga. Por lo que ducharte con agua libre de cloro te ayudará a mantener con más energía y mejor salud. El filtro Pure Shower elimina en un 95% el cloro y sus derivados del agua, evitando que la piel se reseque y el pelo se vuelve quebradizo. Este filtro de ducha quita definitivamente el sarro de la ducha, lo que genera más espuma en tu baño, optimizando el rendimiento de los baños de cremas y shampoos. Ademas ya no debe preocuparse más por destapar los agujeros de la regadera de la ducha, no solo evita la formación de sarro, sino que elimina lentamente el sarro ya existente.

Piel saludable

Es sabido que la mayor parte del agua con la que nos duchamos tiene presente componentes que pueden secar e irritar nuestra piel. La ducha con agua filtrada es una muy buena alternativa para cuidar y rejuvenecer el aspecto de nuestra piel y evitar que se reseque.

Devuelve el brillo y suavidad a su cabello

Gracias a la acción de este filtro para ducha, los productos cosméticos que utilices para el pelo y el cuerpo rendirán mucho más. Tomando una ducha con agua filtrada podrás disfrutar de tu cabello más sedoso y brillante junto a una piel más suave y sin irritaciones. El Pure Shower remueve las sustancias químicas contenidas en el agua que inhiben la efectividad del shampoo y cremas para baño.

Fácil de instalar

Su instalación es muy fácil y está descripto paso a paso en el manual de instalación. Además no requiere mantenimiento. Es económico y se instala en cinco minutos!

Fuente: hidrolit.com.ar/blog

11 diciembre, 2018

Hoy en día la actividad física se reconoce como una herramienta básica de promoción de la salud. En efecto, realizar algún tipo de ejercicio conlleva una indudable mejora para nuestra salud física y mental. Los expertos promueven que para estar sanos, es necesario realizar una actividad física adecuada a nuestra edad y a las condiciones específicas de cada persona, alimentarnos de forma equilibrada y estar bien hidratados.

Una buena hidratación significa contar con la cantidad adecuada de agua antes, durante y después del ejercicio. Es importante mencionar que el agua tiene importantes funciones vitales, ya que regula la temperatura del cuerpo y lubrica las articulaciones. El agua a su vez, ayuda a transportar nutrientes para darle energía a nuestro cuerpo y mantenerlo saludable. Si no estamos hidratados, nuestro cuerpo no puede funcionar a su nivel más alto, lo que puede generar cansancio, calambres musculares, mareos u otros síntomas graves.

La cantidad diaria de agua que cada persona debe beber en un día depende de muchos factores, por ejemplo las características del ejercicio, la fisionomía de cada persona, las condiciones ambientales, el entrenamiento y su intensidad y duración, las altas temperaturas y la humedad ambiental, el tipo de ropa y la tasa de sudor individual de cada persona, etc. Sin embargo, para un adulto, se estima que la ingesta de agua recomendada en condiciones normales es de alrededor de 2 litros diarios, pero esta cantidad puede ser muy superior en caso de clima adverso (mucho calor) y con la práctica de una actividad física intensa.

Más de un 60% de nuestro organismo está compuesto por agua. Al realizar cualquier actividad física y quemar calorías, el organismo aumenta la temperatura corporal y para regularla aparece la sudoración, a través de la que se pierde no solo agua sino también minerales. Es importante no olvidarse de este punto, ya que si no se reponen estos líquidos y minerales, la falta de hidratación conllevará consecuencias negativas: aumento de la frecuencia cardíaca, hipertemia, calambres, cefalea, sensación de pesadez y cansancio y dificulta la práctica deportiva.

Para mantener una buena hidratación y obtener un buen rendimiento deportivo te recomendamos ingerir las siguientes cantidades de agua:

  • Antes: La ingesta de agua previa al ejercicio disminuye el posterior aumento de la temperatura corporal, lo que hace que se necesite un esfuerzo menor para llevar a cabo la práctica deportiva. Se recomienda ingerir 500 ml 1-2 horas previas.
  • Durante: Beber durante el ejercicio no tiene consecuencias perjudiciales, no aumenta la sed ni hace daño al estómago. Es importante beber de a poco y no de a una vez para evitar malestares. Se recomienda ingerir 100-200 ml cada 15-20 minutos.
  • Después: Al concluir la actividad física es importante reponer los líquidos perdidos para que el cuerpo se recupere cuanto antes. Si se trata de un deporte de alto desgaste, también se recomiendan las bebidas isotónicas para asegurar la necesaria presencia de sales minerales y de azúcar en el organismo. Se recomienda ingerir alrededor del 150% del peso perdido.

fuente: https://hidrolit.com.ar/blog/hidratacion-deporte/

Back to Top
Hola en qué podemos Ayudarte?
Powered by